header

О сериалах и не только

Информация о пользователе

Привет, Гость! Войдите или зарегистрируйтесь.


Вы здесь » О сериалах и не только » Актеры » Рикардо Дарин / Ricardo Darin


Рикардо Дарин / Ricardo Darin

Сообщений 241 страница 260 из 435

241

Valentink@ написал(а):

сканы

Ничесебе... когда это Дарин младший успел на целое инью "наработать"?  Дела-аа.. Нет, что бы с ясноликим столько побеседовать... Я в шоке.

0

242

http://s6.uploads.ru/KnF2D.jpg

+2

243

http://i022.radikal.ru/1311/a7/9622f1a09f69.jpg
http://s017.radikal.ru/i411/1311/a0/36ffcdecd291.jpg
http://s57.radikal.ru/i158/1311/31/71ad7374f4d6.jpg

+3

244

http://s7.uploads.ru/54Oth.jpg
#TopTen: Las películas esenciales de la democracia

El crecimiento del cine argentino fue más potente desde 1995, con la Ley de Fomento Cinematográfico.

05.12.2013 - noticias

En toda lista de “diez mejores” siempre faltará algo. En el caso del cine argentino, la mayoría de esas “mejores películas” vinieron después de 1995, cuando se sancionó la Ley de Fomento Cinematográfico y el sistema de subsidios y créditos permitió que creciera la industria. Un hecho que se combinó con el paso a la acción de los primeros egresados de las escuelas de cine. A la hora de elegir, apelé a tres criterios: el gusto individual; el peso del film dentro y fuera del cine; y la búsqueda de lo universal desde lo local. No se busca eludir la discusión sino, por el contrario, abrirla.

1. Las veredas de Saturno, de Hugo Santiago (1985).

Habían pasado más de 20 años desde la extraordinaria Invasión, Santiago vivía (vive) y filmaba en París y rueda esta historia que alude a la dictadura argentina, pero va por otros caminos: el de la aventura, el de lo fantástico, el de la reflexión estética. Rodolfo Mederos interpreta a un músico que vuelve a la vencida Aquilea desde su exilio europeo. Santiago narró la Argentina de entonces con la distancia justa, en busca del sentido humano y universal de una tragedia, con el bisturí preciso de la ficción.

2. El exilio de Gardel, de Fernando Solanas (1985).

La otra cara de la misma moneda: Solanas vivía y filmaba, como Santiago, en París. Pero si Santiago planteaba la permanencia subterránea del mal, Solanas apostaba a una esperanza. Que, curiosamente, pasaba por saldar deudas con el pasado y apostar por el futuro, el desparpajo, la alegría de la comedia desde el grotesco hasta el musical (¿quién podía no sentir que la Primavera Alfonsinista no tenía el rostro pura luz de Gabriela Toscano?).

3. Un lugar en el mundo, de Adolfo Aristarain (1992)

Aristarain, uno de los pocos cineastas argentinos de su generación que comprendía perfectamente que Hollywood era mucho más que una avanzada ideológica, utilizó las herramientas del western clásico para narrar el espacio argentino y sus posibilidades épicas. “Un lugar…” es, antes que un film “sobre los argentinos”, una carta de amor por el cine como ese lenguaje que vuelve universal lo local, por el solo hecho de registrarlo llanamente.

4. Gatica, el Mono, de Leonardo Favio (1993)

Favio realizó la gran película sobre el sentido del peronismo, a pura metáfora y espectáculo. Todo es desaforado, gigantesco, de una ambición notable y total. Maestro del travelling lateral, de contarnos los personajes a través de la pura acción, Favio hizo una película al mismo tiempo salvaje y precisa. Transforma en un enorme circo la Argentina subterránea, oculta, a puro golpe de puño.

5. Mundo grúa, de Pablo Trapero (1999)

Había un cine nuevo: Trapero, en blanco y negro, cuenta la fábula de un hombre que pierde su trabajo. Pero no solo eso: narra las consecuencias reales del salvajismo menemista, con imágenes al mismo tiempo cotidianas y fantásticas. Como un film de ciencia ficción donde una presencia invisible lo ha ocupado y corroído todo, “Mundo grúa” excede con creces sus máquinas deformes, sus desiertos patagónicos, su conurbano empobrecido.

6. La libertad, de Lisandro Alonso (2001)

Un misterio, o el cine como misterio: un hachero en el monte, solo, con su perro. Lo vemos trabajar, vivir, viajar brevemente a un pueblo, cazar una mulita, comer, soñar. Nada más, pero nada menos: Alonso transforma esos gestos triviales en una respuesta al sentido del término “libertad” que declara el título. Todo permanece en suspenso y juega a parecer un documental sin serlo. La mejor democracia del cine: interesarse por él y lo otro.

7. El aura, de Fabián Bielinsky (2005)

El cine argentino perdió, con Bielinsky, a un maestro. Después de “Nueve reinas”, un policial extraordinario sobre la ciudad como lugar moral, “El aura” representó la traducción al suspenso casi onírico de lo que se oculta detrás de la máscara de la mediocridad. No solo es el gran papel de Ricardo Darín, sino una fantasía notable sobre el deseo y la violencia.

8. La mujer sin cabeza, de Lucrecia Martel (2008)

Quizás la mejor película sobre las consecuencias de la dictadura militar, sin nombrarla jamás. Una mujer puede o no haber matado accidentalmente a un chico. Fuerzas extrañas, voces a medias, una red de poderes que se manifiestan lateralmente conspiran para ocultar el posible crimen. Auténtico film de terror (género que Martel ama), declara con tensión insoportable que, en el fondo, nada ha cambiado demasiado.

9. Historias extraordinarias, de Mariano Llinás (2008)

El film más luminoso, cómico, emotivo, aventurero, generoso que ha dado el cine argentino en estas tres décadas. Muchos cuentos con aires literarios que juegan a Borges, a Kipling, a Tintín, a Hitchcock, a Jane Austen, a Mark Twain. Hay ríos, arquitectos locos, asesinatos, robos espectaculares, explosiones, una genial historia de amor, música, tanques de guerra, leones. Y muchísimo humor: un barajar y dar de nuevo, que parece decir basta de llorar la oscuridad: ya es hora de salir a la luz. La provincia de Buenos Aires nunca lució más bella.

10. El estudiante, de Santiago Mitre (2011)

La única, real, película política argentina. El contexto es la militancia universitaria, lo que permite eludir los nombres de los partidos políticos y las referencias estrictas para que este retrato de un hombre que aprende a conseguir y manejar el poder (que eso es lo que debe ser el auténtico cine político) tenga validez universal. Scarface en la UBA, y un retrato preciso, al mismo tiempo, de una década demasiado declamada.

0

245

http://s7.uploads.ru/aSGWT.jpg

+1

246

С партнершей по фильму "Септимо" Белен Руеда
http://s7.uploads.ru/t/3jdL6.jpg
http://s6.uploads.ru/t/fwvLY.jpg

+1

247

Семейство Дарин в твиттере и фейсбуке
http://s7.uploads.ru/t/hSfRy.jpg
http://s6.uploads.ru/t/tBIfg.jpg
http://s7.uploads.ru/t/DAHar.jpg
http://s6.uploads.ru/t/j1BJ2.jpg

Свернутый текст

http://s6.uploads.ru/t/rMqWe.jpg
http://s7.uploads.ru/t/4LVMA.jpg
http://s6.uploads.ru/t/mj35A.jpg
http://s7.uploads.ru/t/tcgBf.jpg
http://s6.uploads.ru/t/slUCk.jpg
http://s7.uploads.ru/t/621lv.jpg

+1

248

http://s020.radikal.ru/i718/1312/d2/df8cd73ce2ac.jpg

0

249

http://s019.radikal.ru/i622/1312/c0/819498193de2t.jpg

Свернутый текст

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina dio a conocer las nominaciones a la producción 2012/13. Entrega de premios martes 10 de diciembre en el Teatro Maipo.

Nominados a los “Premios Sur”:
MEJOR ACTOR PROTAGONICO
Alex Brendemuhl por Wakolda
Ricardo Darín por Tesis sobre un Homicidio
Guillermo Francella por Corazón de León
Diego Peretti por La Reconstrucción

+1

250

http://s6.uploads.ru/t/Jo38B.jpg

+1

251

http://s6.uploads.ru/t/PJYye.jpg

0

252

http://s6.uploads.ru/t/O1Qyd.jpg
http://s7.uploads.ru/t/CP3of.jpg

0

253

http://s6.uploads.ru/t/q02u4.jpg

0

254

http://s6.uploads.ru/t/OeHIK.jpg

0

255

http://s7.uploads.ru/t/ijFNk.jpg

0

256

http://s002.radikal.ru/i199/1312/57/0955f5e5cfd9.jpg

+1

257

Ricardo Darín é um homem das ruas
04 de dezembro de 2013
Crédito das fotos: Cruz Mendizabal – Revista Dufry World
http://i065.radikal.ru/1401/ea/8f754dfa829b.jpg

Свернутый текст

O consagrado ator argentino Ricardo Darín alegou que vê as ruas como seu hábitat, seja em Buenos Aires ou em suas viagens pelo mundo. Calma, não é que Darín goste de bancar o sem-teto. Em entrevista a revista Dufry World de dezembro, o ator afirmou que não é um turista convencional. “Monumentos, museus, templos podem ser fantásticos. Mas não é isso que mais me atrai. Gosto de caminhar e de falar com as pessoas. Para mim, é a única maneira de conhecer um lugar”, disse o argentino.

Darín também comentou a respeito da rivalidade entre Brasil e Argentina. “Isso só existe no esporte. Sempre fui muito bem tratado no Brasil, mesmo quando não era conhecido. Sou um defensor da rivalidade, mas em termos diferentes: acho que devemos venerar o rival, não destruí-lo”, salientou.

Tudo o que o ator argentino quer é uma final entre Brasil e Argentina na Copa de 2014. “Imagina como seria lindo? Aliás, você viu como Neymar e Messi estão se entendendo bem no Barcelona? Os talentosos têm que se proteger, porque são eles que mais apanham.”

http://s020.radikal.ru/i718/1401/4c/a4c31786a9e3.jpg

Свернутый текст

Sobre a polêmica ao dizer que não tem interesse em fazer filmes em Hollywood, Darín falou que não tem nada contra Hollywood, nem contra o Oscar. “Sei que são objetivos importantes para muitos artistas. Mas, pessoalmente, não é algo que me mobilize. Se aparecer um projeto hollywoodiano interessante, que valha a pena, eu avaliarei. Mas até agora isso não ocorreu”, explicou.

No começo mês passado, circulou na internet um vídeo do Youtube de uma entrevista de Ricardo Darín (abaixo, a partir dos 40 minutos) na qual ele contava que havia recusado um papel de Hollywood. O ator se negou a interpretar um traficante mexicano por acreditar que esse tipo de personagem é um esteriótipo atribuído somente aos latino-americanos. Justificou que não precisa do dinheiro de Hollywood para ser feliz. O vídeo foi amplamente difundido nas redes sociais como uma recusa do argentino a Quentin Tarantino. No entanto, quem ofereceu o papel de traficante para Darín foi o diretor Tony Scott (irmão do Ridley), que morreu no ano passado.


http://wp.clicrbs.com.br/blogerlerina/2 … 1,1,,,e320

+1

258

María Valenzuela le respondió a Ricardo Darín: "Me quiere ver lejos"
http://media01.ts.infobae.com/adjuntos/164/videos/010/662/0010662183.jpg
La actriz volvió a hablar de su relación con su colega

Teleshow, 07.02.2014

María Valenzuela fue consultada por AM sobre los dichos de Ricardo Darín, en respuesta a sus declaraciones en las cuales revelaba un malestar entre ellos, luego de muchos años de amistad.

"Me mata ese humor bañado de ironía. Si me quiere, me quiere lejos y a la distancia. Tuvo dos oportunidades para llamarme y no lo hizo. En el 2003, cuando vino de España, me podría haber llamado y no me llamó y en 2008 fui a ver la obra 'Art', como era la última función, íbamos a ir a comer todos y él se resistía a darme su número de teléfono y el mío no me lo pidió", aseguró la actriz de la obra Adictas a vos.

"Se perdió en la distancia y quedó ahí. No me invitó a la fiesta de 15 de su hija. A lo mejor los cubiertos eran muy salados. Me quiere a la distancia, me quiere lejos, bien lejos", afirmó Valenzuela, quien no iría a ver a Darín al teatro: "Prefiero quedarme en casa".

Durante una visita a Intrusos, Valenzuela había contado que ya no tiene buena relación con Darín: "Éramos hermanos. Creo para mí que hay un Ricardo Darín antes de Susana Giménez y después de Susana Giménez. Algo se modifica porque Ricardo empieza a abrirse tanto de mí como de otros compañeros amigos que teníamos en común. Él dice que es mi amigo y no tiene mi número de teléfono, ni yo él de él".

Luego llegó la respuesta del actor, de manera educada y con un poco de ironía: "Ella se puede acercar y decirme lo que le pasa, me gustaría saberlo. Ella dice que no somos amigos porque no tengo su teléfono, pero no tengo su número de teléfono porque la última vez que me la crucé, estuve a punto de pedirle el número de teléfono y ella, pobre, no se dio cuenta que no me saludó, y siguió de largo. Ahí hubiese tenido la posibilidad de pedirle el teléfono".

+1

259

Ricardo Darín Hablando de Julio Chávez y de su hijo el "Chino" Darín.

0

260

http://s52.radikal.ru/i137/1402/d6/598977848cd5t.jpg
http://s020.radikal.ru/i711/1402/af/7b814cf4b450.jpg
http://i022.radikal.ru/1402/ac/769cfe797293.jpg
http://i023.radikal.ru/1402/ad/8ddf61d33bc9.jpg
Ricardo Darín:"El arte te hace fuerte"
Una vez más se calzó el traje de abogado. Fue en “Séptimo”, un thriller que se dispara cuando extravía misteriosamente a sus propios hijos. En esta charla habla de su entredicho con la Presidenta, de su rol de padre de un hijo actor y de todo aquello que la fama, dice, le quitó.

Свернутый текст

¿Y cómo es este nuevo abogado que te tocó interpretar?
Es un tipo canchero, que parece que se las sabe todas. Un día como cualquier otro pasa a buscar a sus hijos a la casa de su ex mujer para llevarlos a la escuela y continuar con su rutina, pero el mundo se le viene abajo cuando los chicos desaparecen al bajar la escalera. Lo que más me sedujo de la propuesta, justamente, fue eso: cómo a un tipo que tiene su vida y su rutina programadas de determinada manera algo puede sacarlo de eje, desequilibrarlo.
¿El hecho de que en cine transites más el thriller que la comedia es una elección tuya?
No. Cuando me llegue una comedia bien escrita a las manos, soy el primero que va a saltar de alegría. Nuestro país durante décadas hizo gala no sólo de la comicidad sino de tener grandes comediantes, pero desde hace un tiempo eso desapareció. Se hacen comedias, pero de otro calibre, más veraniegas por decirlo de alguna manera amable. Un cuento chino es una comedia, y me gustaría que haya más películas así porque permiten que aparezca el humor, pero contando una historia que no necesariamente tiene que ser una pavada. Pero no hay, o al menos a mí no me llegan las propuestas.

Afuera el sol aplaca un poco la última ola de frío invernal, pero Darín no lo sabe. Está desde la mañana encerrado en uno de los salones del porteño hotel Four Seasons para atender a medio centenar de periodistas. Hoy amaneció con fiebre. Le duele la garganta y aplaca esa molestia con pastillas de miel. Todavía tiene que encarar varias entrevistas y sabe que, tarde o temprano, alguien va a preguntarle sobre el cruce que tuvo con la Presidenta a principios de este año.

“Aunque te parezca mentira, no me preguntaron mucho sobre eso”, se sorprende, y explica que a medida que se acercaba el momento de enfrentar a la prensa se iba poniendo tenso. “El que se quema con leche, ve una vaca y llora”, dice ahora riendo. Sin embargo, terminó cambiando de estrategia. El se lo atribuye al estado gripal que no lo deja pensar con claridad, pero lo cierto es que allí, con su hablar claro, se refirió por primera vez a la que fue una de las polémicas más sonadas del año.

“Tenía miedo de que otra vez se descontextualizara o malinterpretara algo que digo. Entonces, pensé: 'de esto no voy a hablar, de aquello, tampoco', hasta que hoy me di cuenta de que lo mejor era relajarme. Si lo que digo no tiene mala intención, autocensurarme no tiene sentido, no es bueno ni es sano. Y creo que todos tenemos derecho a dar nuestra opinión sobre cuestiones que nos competen a todos como país. Es bueno y sano hacer preguntas, cuestionar, poder decir que no estás de acuerdo con algo. A mí me duele mucho que, como argentinos, no podamos discutir, polemizar sin agredirnos, sin terminar metiéndonos con cuestiones personales. No me gusta que me silencien. Nadie tiene el derecho a silenciar a otro”, dice.
¿Estar alejado de los escándalos es una elección de vida?
Uno nunca está tan alejado de los escándalos como quisiera; a veces te rozan, a veces te alcanzan... Los actores, la gente que vive de este oficio con vocación, con amor y con sacrificio, suele estar muy lejos de querer generar un escándalo para figurar. Tampoco creo que esté mal formar parte de una cosa mediática, el tema es para qué. Es una idea equivocada hacerle creer a los chicos que lo importante es ser famosos. Lo importante es tener una vocación y tratar de ser feliz.

¿Y vos cómo te llevás con la fama?
Uno escucha a veces a mujeres que empujan a sus hijos al grito de: “Sacate una foto con él que es un famoso". Y ese “famoso” suena a “está contaminado”. Creo que lo peor que le puede pasar a una persona es perder el anonimato. En nuestro oficio, no queda más remedio, porque necesitamos el reconocimiento externo, pero si se pudiera abolir lo que significa “ser famoso”, yo me anotaría primero. Es incómodo caminar por la calle y que todo el mundo sepa cómo te llamás, cómo se llama tu mujer, cómo vivís, cómo son tus hijos y que vos no sepas nada de todos los demás. ¡Es tan injusto!

¿Sentís que tu vida estuvo condicionada por ese "ser famoso"?
No. Pero a veces es tremendo estar sentado en el living de tu casa mirando televisión y escuchar cómo un señor se dedica con esfuerzo, ahínco y dinero (porque gana fortunas) a mentir sobre vos. Vos podés gastar mucha fuerza en tratar de desmentirlo pero después te das cuenta de que haciéndolo estás siendo funcional.

El Chino, tu hijo, está ahora en uno de los programas más vistos y elogiados de la TV. ¿Lo seguís?
Por supuesto. Todas las noches me quedo paralizado frente al televisor viendo Farsantes. Es increíble el trabajo que están haciendo todos. Julio Chávez está transitando, para mí, su mejor momento en la tele. Griselda Siciliani está genial, también. Ingrid Pelicori, ni hablar. Y Facundo Arana está encontrando facetas que me resultan muy interesantes. Pero en casa la estrella es el Chino. Me emociona ver cómo se va superando capítulo a capítulo.

El, al igual que vos en su momento, está creciendo en una familia de actores. ¿Cómo marca eso?
Cuando era chico, yo no miraba las fotos de los actores en las revistas y quería ser actor. Convivía con eso. Como mis padres eran actores, la televisión era el living de mi casa. Yo lo asocio un poco con el circo: se vive allí, los chicos se crían en ese ámbito y un día les gusta subirse a un trapecio y lo hacen con naturalidad. Estos chicos que son hijos de personas reconocidas lo único que no quieren ser es famosos. Lo que quieren es seguir un camino que conocen y les resultó atractivo.

A él le llevó menos tiempo llegar al unitario… Vos llegaste recién en el 82 con “Nosotros y los miedos”. ¿Ese fue un hito en tu carrera?
Sin dudas. Trabajaba con un elenco increíble y tocábamos temas adultos. La polémica que despertaba cada capítulo duraba una semana. Ahí sentí que el trabajo artístico trascendía, iba más allá de mis intenciones, generaba cosas en los demás, los modificaba; más allá de lo que es el entretenimiento en sí mismo. Y eso te hace sentir fuerte, poderoso, solidario...

¿Sentís que tu papel en El aura fue el quiebre a partir del que se te consideró un actor de alto nivel?
No, creo que fue antes. Siento que hubo tres quiebres: Nosotros y los miedos, Sugar – aquella exitosa comedia musical que hicimos con Arturo Puig y Susana– y Algo en común, la obra dramática que hice con Ana María Picchio. Esos tres trabajos generaron el reconocimiento de mis compañeros y eso, a la vez, me llevó a plantearme nuevos desafíos, porque si pude con eso por qué no iba a poder con otra cosa... Esa sensación es algo que extraño...No me voy a hacer el tonto ni quiero apelar a la falsa modestia, pero es mucho mejor ser una promesa que un consagrado.

http://rumbosdigital.com/secciones/nota … ace-fuerte

0


Вы здесь » О сериалах и не только » Актеры » Рикардо Дарин / Ricardo Darin